Recursos en Salud Mental a tu alcance

Inactividad

A precarious house

La inactividad de la persona con enfermedad mental provoca angustia a los familiares. Es una fuente de discusiones con el enfermo al que generalmente se le acusa de pereza u holgazanería. Debemos pensar que la inactividad es un síntoma de la enfermedad que puede deberse a la desesperanza del enfermo respecto a su futuro o a cualquier otro impedimento producido por miedos y preocupaciones.

Aunque es un objetivo difícil de conseguir, el afectado debe incrementar progresivamente su nivel de actividad porque tiene un efecto negativo en la evolución de la enfermedad.

Pequeños pasos
Animarle a hacer cosas concretas y útiles para él mismo cuando anda vagando por la casa. Por ejemplo ir a por el pan, realizar pequeñas compras o ayudar en alguna faena doméstica.

La persona puede ser reticente para hacer cosas solo, pero no tanto cuando lo hace con personas de su confianza. Si es así proponerle cosas fáciles en las que él no decida. Ej. “Ayúdame a fregar los platos, yo lavo, tú secas” o “Ayúdame en el bricolaje”.

Ir estableciendo hábitos: Conseguir que haga su cama, o ir a por el pan, diariamente. Conviene pedirle las mismas cosas a las mismas horas, por ejemplo después de desayunar, ir a por el pan.

Si la respuesta es positiva es necesario mostrar nuestra satisfacción por su esfuerzo y por la importancia que para nosotros tienen estas pequeñas cosas. Premiarlo, hacer algo que le guste o darle una pequeña propina.

Si la respuesta es negativa: No discutir nunca. Simplemente manifestar lo bien que nos vendría su ayuda. Al día siguiente volver a pedírselo nuevamente.

Dificultades que podemos encontrarnos
Cuando la persona con enfermedad mental alberga la esperanza de volver a estudiar o trabajar, estas cosas le pueden parecer inútiles o denigrantes. Podemos aducir que para su deseo sería bueno que se acostumbrara a mantener un horario y asumir algunas obligaciones “como entrenamiento”.

Cuando ha perdido la esperanza y se siente inútil o fracasado
Deje de calificarlo como vago o inútil. Debe valorar siempre los pequeños esfuerzos que haga y sugerirle tareas que sea capaz de hacer y proporcionarle los medios y ayuda para que las haga.
¿No encuentra la respuesta que busca?

Contacte con expertos

Por favor, danos tu nombre y apellidos de contacto

Puedes dejar tu teléfono, si quieres que te llamemos

Por favor, indique desde que país nos escribe

Puedes seleccionar varios temas

Escribe aquí tu consulta

Recibe nuestra newsletter

Regístrate para que te mantengamos informado de las noticias sobre salud mental que publicamos en nuestra página.