Recursos en Salud Mental a tu alcance

Cuidado e higiene personal

Cuidado e higiene personal

Cuidado e higiene personal

Aunque no es un problema generalizado, la enfermedad puede llevar a la pérdida de interés en su cuidado, en su aspecto personal. Los hábitos del día a día como ducharse, afeitarse, lavarse los dientes, vestirse, pueden entrañar dificultades.

¿Qué hacer?
Establecer reglas o normas familiares para un mínimo de rutinas, baño, muda de ropa interior. Al principio se puede negociar realizar determinadas actividades de cuidado personal, por ejemplo “una vez por semana”. Es conveniente hacerlo un día concreto e incluir la ducha como una parte de la rutina. Así podrá organizarse mejor la persona. Al principio puede necesitar ayuda para lavarse, ducharse, enjabonarse, lavarse el pelo u otras actividades de higiene personal.
¿No encuentra la respuesta que busca?

Contacte con expertos

Por favor, danos tu nombre y apellidos de contacto

Puedes dejar tu teléfono, si quieres que te llamemos

Por favor, indique desde que país nos escribe

Puedes seleccionar varios temas

Escribe aquí tu consulta

Recibe nuestra newsletter

Regístrate para que te mantengamos informado de las noticias sobre salud mental que publicamos en nuestra página.