Recursos en Salud Mental a tu alcance

Alcohol y abuso de drogas

Alcohol y abuso de drogas en la enfermedad mental

El alcohol
Los médicos siempre recomiendan que con medicación antipsicótica se tome poco alcohol o nada. Pero en nuestra sociedad el alcohol forma parte de nuestra cultura, es una costumbre social. Debido a esto, el enfermo puede sentirse desplazado o marginado cuando, ante un acontecimiento, brindan con bebidas alcohólicas y él no.

Tomar alcohol en ocasiones especiales no tiene por qué provocar problema alguno y puede evitar esto; sin embargo, el consumo continuado y abusivo sí genera problemas muy importantes.

¿Qué hacer?
Sentarse con el familiar, sin culpabilizar, ni juzgarlo, y sopesar las ventajas e inconvenientes que para él tiene el consumo y en qué medida puede afectarlo. Si está desesperanzado, esto puede ser de poco efecto.

Intentar evitar las situaciones en las que es más probable el consumo.

Evitar tener bebidas alcohólicas en casa.

Romper las rutinas de tomar alcohol por otras. Si después de comer toma café y copa, programar después de comer un paseo y después, más tarde, tomar café en casa.

Sustituir las bebidas por otras sin alcohol, probar distintos tipos y que elija la más agradable.

Ante un consumo abusivo y que no pueda evitar, consultar con el médico la posibilidad de que tome fármacos específicos de desagradable reacción ante el consumo.

Las drogas
Las drogas provocan recaídas y problemas económicos.

¿Qué hacer?
Informar a los profesionales. Posibilidad de tratamiento de patología dual.

Cuando esté sobrio, de forma calmada, explicarle cómo nos sentimos por ello y como nos gustaría que cambiara. Ayudarle para ello.

Valorar la atención en unidades de tratamiento de conductas adictivas.

¿No encuentra la respuesta que busca?

Contacte con expertos

Por favor, danos tu nombre y apellidos de contacto

Puedes dejar tu teléfono, si quieres que te llamemos

Por favor, indique desde que país nos escribe

Puedes seleccionar varios temas

Escribe aquí tu consulta