Recursos en Salud Mental a tu alcance

Aislamiento Social

El problema del aislamiento social, en las personas con enfermedad mental

Se aísla de amigos y de familiares, se encierra en su habitación.

Si el aislamiento es habitual: Puede obedecer a dos causas:
  • Síntomas negativos de la enfermedad como apatía en problemas de áreas básicas como la higiene. No es constante. Sensación de cansancio
  • Sintomatología depresiva: Desesperanza ante el giro de su vida
Si el aislamiento no es habitual: Puede obedecer a: Los síntomas positivos de la enfermedad, como las alucinaciones y delirios, que pueden interferir en sus normas de conducta y provocarle miedos o temores. Si estamos atentos, observaremos que hay momentos en los que busca el contacto social de algunas personas. Es conveniente: Favorecer la compañía de aquellas personas con las que se siente mejor y en aquellas condiciones que más le agradan. Contactos periódicos, breves y satisfactorios para él, que podremos ir aumentando e incluyendo otras personas. No exponerlo a situaciones sociales que puedan abrumarlo. Es muy importante observar las situaciones en las que se aísla y no forzar. Los cambios deben de ser paulatinos y en pequeños pasos.
¿No encuentra la respuesta que busca?

Contacte con expertos

Por favor, danos tu nombre y apellidos de contacto

Puedes dejar tu teléfono, si quieres que te llamemos

Por favor, indique desde que país nos escribe

Puedes seleccionar varios temas

Escribe aquí tu consulta